miércoles, 2 de mayo de 2012

Cuando Nazca mi niño

Es sin duda una experiencia sin igual. Tener un hijo es lo mas cercano a acariciar el rostro de Dios. Salido de nosotros mismos, lleva nuestra memoria, nuestros sueños en su piel. Un hijo es un regalo de Dios, de la vida y del amor. No se puede sentir algo mas dulce, mas bello, mas lleno de energía; que el abrazo de quien nos llama "Papa/Mama". El poeta Walter Galindez escribió en la década del 70 los siguientes versos:

  Cuando Nazca mi niño ( Poema) 

Cuando nazca mi niño
Las estrellas vendrán,
a llenarme mi noche
con la felicidad;
el lucero mas tibio
cual miguita de pan,
villancico en el viento
para mi navidad.
Junto de su cunita
habrá un ángel guardián,
y en el cielo la luna
a de oír mi cantar;
cuando nazca mi niño
con mi amor jugara,
junto al río celeste
de la felicidad.
Con payasos que ríen
y estrellas de coral,
con manzanas azules
y la voz de mama.

lunes, 31 de octubre de 2011

Cancion Mas Alla

Me apena ver cuan a menudo aparecen los nuevos éxitos musicales, canciones sin espíritu que no conmueven. ¿Y como lo van a hacer? si sus letras son hechas casi por mayor, usando moldes, recetas, formulas que buscan simplemente el Éxito comercial.
Cuan distinta es la verdadera Poesía de esta pseudoimitacion.
Las letras de la canciones que se esfuerzan por parecer "Románticas" no son otra cosa (muchas veces) que el intento aparatoso de rimar. El poeta que escribe porque "la mano" y el sentimiento lo piden llega al corazón de muchos, expresa lo que nosotros mismos quisiéramos y muchas veces quedamos con el susurro en la punta de los labios.
Comparto con ustedes este fragmento de la Canción "MAS ALLÁ"

Mas Allá de la Tierra y de las nubes
Mas allá de la luz, mas allá;
Hasta un templo de estrellas y tules
Yo me voy el amor a buscar.

Si las flores sublimes de Octubre
No se abrieron jamas para mi;
Si la dicha es palabra indecible
imposible es que sueñe por ti.

Los que olvidan la luna y la noche
Los que olvidan la brisa y el mar;
Ellos cantan nomas porque cantan
pero nunca supieron amar.

Como quiere la estrella amorosa
a los lirios del amanecer;
como quiere el clavel una rosa
Asi quiero sentir tu querer.


sábado, 22 de octubre de 2011

Cosquin 2011-Cordoba en Otoño

Ya en el reconocido espectáculo Cordobeeeseando que integran: Pablo Lozano , Los patricios y Julio Vaca Chicharron, se volvió a interpretar en el escenario Atahualpa Yupanqui la famosa Zamba "Córdoba en Otoño".
En un nuevo marco festivalero se pudo oír nuevamente esta obra tan significativa para el acervo popular de Córdoba. Presten atención a la bella pareja que baila la Zamba.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Biografía Walter Ramon Galindez

Nació en San Vicente el 15 de diciembre de 1936. Descendiente de una familia tradicional cordobesa, sus antepasados habitaron este barrio desde su fundación en donde una calle “Ismael Galindez” recuerda el nombre de su bisabuelo. Por razones de trabajo de sus padres, ambos docentes de escuelas ubicadas en el departamento Río Seco, paso en el norte Cordobés su infancia y su niñez. Conoció en presencia el agreste y silencioso paisaje provinciano. Desde las salinas grandes hasta las costas del río dulce recorrió junto a sus padres los pueblos y parajes pudiendo familiarizarse con las costumbres y tradiciones regionales.

A los siete años inicio sus estudios primarios en el Colegio San Antonio de Papua y el bachillerato en el Colegio Nacional de Monserrat en donde obtuvo su titulo de bachiller. Su padre, Don Bernardo Galindez, que falleció a la edad de 99 años fue quien tal vez, sin darse cuenta le despertó su vocación folklórica. El Maestro Galindez fue un amante incondicional de todo lo que sea tradición; conocimiento que fue inculcando a su hijo desde muy pequeño. En esa época, los discos de Atahualpa Yupanqui, de los Hermanos Ábalos y la tropilla de Guachipampa; etc, se escuchaban diariamente en el hogar en la antigua vitrola a cuerda. Tal vez desde ese entonces de chango, desde su ayer de muchacho vino madurando las coplas que ayer escribió sobre el arte nativo. Walter R. Galindez es un autor que escribió con conocimientos, con sensibilidad y con exactitud sobre el agreste solar del antiguo Quillovil.
En el color de su piel…se reflejaban todos los soles de Enero del norte Cordobés. Cuando escribía sobre esta zona lo hacia con el dolido sentimiento de los hijos de esos paisajes tan injustamente olvidados por los gobernantes.

Se inicia en Folklore en el año 1966 al resultar ganador de un certamen de poesías en el programa radial “Sentir lo Argentino”, con su conductor, el desaparecido Ricardo Sandoval. Este le presento al joven director del Conjunto “Los Tacuareños” Miguel Ángel Gutiérrez (Hoy Maestro de Ceremonias del Festival de Cosquin) quien le puso música a su primera canción “Serenata a Chile”. De inmediato fue grabada por “Las gotas de agua” conjunto ya desaparecido y por los, entonces muy exitosos, “Los de Córdoba”. Desde ese entonces registro en SADAIC cerca de 200 canciones que llegaron a la grabación por distintos solistas y conjuntos.

En 1971 rindió examen en SADAIC, estando en la mesa examinadora Ariel Ramírez, Carlos Zaraik Goulu y el poeta Cesar Perdiguero obteniendo una alta calificación. Entre los compositores que musicalizaron sus obras podemos mencionar a Miguel Ángel Gutiérrez, Hedgar y Carlos Di Fulvio, Alberto Sbezzi, Juan Flamini, Raul Montachini, Cachito Iriarte, Hugo Gallo Cuello, etc.

En 1979 logro ganar el Festival de la canción en Cosquin con la Milonga “Un corralito de Estrellas” con música de Raul Montachini. Su primer gran éxito fue “Regresas a mi” Cantada por Los del Suquia y con música de Alberto Sbezzi que vendió mas de 800 mil copias. En los últimos años de su carrera logro gran éxito “Córdoba en Otoño” a través de la voz de Pablo Lozano y luego de Los Nocheros
Además de escribir canciones también colaboro con la página literaria de La Voz del Interior realizando trabajos en prosa. Sus canciones tienen siempre dos premisas: La verdad y el Mensaje

miércoles, 19 de agosto de 2009

Entrevistas a Walter Ramon Galindez

Galindez, Walter

Voces del Folklore y Con Estribos.com

Con la sencillez y la grandeza que caracteriza a aquellos que saben escuchar el silencio y transmitir en palabra los secretos de la experiencia, Walter Galíndez nos abrió las puertas de su casa permitiéndonos descubrir su obra, la que se encuentra impregnada de añoranzas, belleza, sufrimiento, amor, justicia, pero sobre todo de "verdad".


De la mano de su primera canción Serenata a Chile, musicalizada por Miguel Ángel Gutiérrez, debuto en el cancionero popular allá por el año 1966. Hoy, con mas de 600 temas en su haber, es uno de los baluartes cordobeses que mantiene viva la llama de la tradición folklórica.

Su primer gran éxito fue la canción Regresa a mi grabada por Los del Suquia en 1971; pero hizo cumbre como autor cuando en el año '79 ganó en el festival Cosquín de la canción con la milonga Un corralito de estrellas.

De esa epoca quedaron en la memoria del publico el bailecito De Rio Seco, Flores de la Madreselva (joropo), La de Antinaco (zamba), Padre (cancion).
En nuestros días su pluma sigue desgranando la vida y nos habla de una Córdoba enamorada, de La muerte del quebracho y de una

Córdoba en otoño que encuentra en la zamba su tinte nostálgico, calido y romántico.

"Creo que escribir es un don que me dio Dios, es por eso que me considero un ser mas, no me considero un poeta, si mas bien un coplero con esa posibilidad de rimar y encontrarle palabras al silencio..."


Digamos que se nace poeta...
Si, pienso que se va puliendo. Cualquiera puede escribir en este momento una cancion y hacer un exito, pero va a ser una y nada mas, porque le falta vivir, le falta tomar de la vivencia personal y de la de los demas.

Yo tengo que capitalizar todas las experiencias para decir en las coplas lo malo para asi resaltar lo bueno. Por eso quiero que mis canciones tengan una verdad y un mensaje.



Los primeros pasos
A los siete años inicio sus estudios en el colegio salesiano San Antonio de Padua. Luego vendrian sus años en el secundario donde tuvo su primer contacto con la literatura.

Como fue?...
Fue en el Montserrat, en una clase de literatura donde por supuesto nos hicieron escribir una poesía rimada a partir de una prosa.

En esa ocasión el profesor me felicitó muchísimo y, creyendo que yo escribía desde antes, me alentó a seguir escribiendo pero, por ese entonces, me importaba mas el fútbol.

Recién en 1960 retomo la escritura cuando escucho por la radio a Ricardo Sandoval anunciando un concurso de poesías en su programa Sentir lo Argentino. Motivado por ganar, escribio lo que seria su primera cancion, Serena­ta a Chile.

A los pocos meses seria grabada por Los de Cordoba, luego de que Miguel Angel Gutierrez, integrante en ese momento del conjunto Los Tacuareños, le pusiera la musica.


De esta forma comenzaría un largo camino de música y poesía por senderos que llevaron al poeta al encuentro de otras almas que, como el, transitan con el objetivo de reflejar en la música folklórica

sentimientos profundos del hombre y su tierra para crear mensajes de alto vuelo. Muchos son los compositores que comparten sus obras grabadas, algunas con mayor trascendencia y otras no tanto.

Una de las almas que musicalizo las
letras de Galindez y del cual el guarda un grato recuerdo es Hedgar Di Fulvio.

¿Como lo conoció a Hedgar?
Nos conocimos en medicina, el estudiaba allí y yo comencé a estudiar después. Por cuestiones economicas deje la facultad y me puse a trabajar, fue la epoca dura de la 'revolucion, el siguio y con la guitarra se pago su carrera.

Walter recuerda cuando en el festival de la Cancion gano por primera vez... "alli me toca competir con Miguel Angel Gutierrez y Guerra, mientras yo, junto a Raul Montachini, formabamos la otra dupla. Luego de un empa­te, Cesar Perdiguero, que era uno de los jurados, nos dio como ganadores".


Gracias a su ca­pacidad de empaparse de las vivencias de la gente y de su mirada hacia la realidad existente, es poseedor de un profundo caudal de inspiración que se ha ido incrementando con el correr de los años:

"Todo lo que he vivido me ha servido mucho, es por eso que si a mi no me llega algo, no lo puedo escribir. Porque yo no tengo una fabrica de letras; si eso que voy a escribir primero no lo siento, ni siquiera lo intento. En cambio los temas pasatistas si se pueden fabricar porque no dicen nada."


En cada solista o grupo que interpreta sus cancio­nes, Galindez deja un aporte. Por eso cada vez que entrega un terra se asegura primero que vaya a ser bien cuidado: "Yo tengo que conocer a quien le doy mis canciones.

Por eso trabajo con un grupo de gente que si no graba los temas es porque no pueden, pero cuando los interpretan to hacen con altura."

¿Cual es el tema que espiritualmente le haya dado mayores satisfacciones?
Un poema a la madre, a quien perdí hace 20 años. Un dia viendo a una viejita que caminaba con mucha dificultad y con tantos anos encima, me inspire para escribir un poe­ma que luego lo grabo Sonkocanta.

En algún momento escribir le trajo problemas con el poder?
Si. Alla por el `68 0 `69 tuvimos un problema con Hedgar Di fulvio cuando hicimos un bailecito que se llama­ba De Rio Seco, recuerdo que le quisieron poner color politico y no to tenia.

El tema hablaba de la pobreza y de la explotación que le dan los patrones a los peones de Cam­po; para colmo era en esos momentos en que si uno escri­bia una verdad sobre esas cosas lo prohibían.

La misma suerte corrió De las Salinas, otro bailecito que tampoco permitieron que se grabara, recién hace ocho anos la pudo grabar Enzo Mercado Cabrera (recordado cantor riojano).


Sin embargo, estas censuras no lo desalen­taron para seguir denunciando la explotacien del hombre y la naturaleza, asi cree hace tres afios La muerte del que­bracho, otro testimonio de la crueldad que es capaz de ejercer el hombre.

Pero sin duda, el tema que mayores reconocimientos le ha dado en este final de la década del noventa es la zamba Córdoba en otoño, quizás por ello parecía inevitable no consultarle que lo llevó a escribir ese tema.


Sinceramente, esta zamba fue un gol en contra, por­que en realidad no tenia intenciones de hacerla, un día aparece Raúl Montachini, con quien tengo una amistad de mas de 20 años y me pidió que le hi­ciera algo para Córdoba y para mi a Córdoba ya se le hizo todo. "Pero algo distinto" me dice Raúl, "busca en el calendario"... y me salio de decirle, "claro en otoño cuando las golondrinas se van...a la m", y así fue que comencé a escribir­se esta zamba.


Como varios de los autores de esta docta, Galíndez pasa inadvertido para las grandes masas que día a día con­sumen la música folklórica. Sin embargo, se siente agradecido por los frutos recogidos a to largo de su carrera, "creo que ya hice cumbre y Dios me dio mas de to que yo queria."

Próximo a cumplir 30 anos como socio activo de SADAIC, guarda en un rincón de su casa la placa que le fue entregada en reconocimiento a su trayectoria con las firmas de Eduardo Falú y Ariel Ramírez.


Una labor que no se agota


Escribir para Walter Galindez es parte vital de su exis­tencia, continuamente esta plasmando sus vivencias en un papel en blanco que espera ser Ilenado con multiples palabras que daran color y sentido at pensamiento del au-tor.

Por estos dias ha terminado de escribir una nueva can­cion titulada Nativo Americano, a la cual Carlos Montero (Grupo Vocal Piuquen) le esta componiendo la musica.

En ella manifiesta su preocupacion por la situacion socioeconomica actual de Latinoamerica ante el libre comercio y el terrible imperialismo

Es latente que su inquietud to Ileva de una u otra forma a estar siempre trabajando. Aunque hace Iasi seis anos que no sale de su casa por problemas de salud, este "coplero cordobes", como el se define, no olvida sus anos como colaborador en diferentes periodicos del interior del pals.

Es asi, que se encuentra siempre dispuesto a aportar su granito de arena a la cultura nacional como lo viene haciendo hace tres anos desde una emisora radial donde escribe un espacio denominado "Cordoba tradicional y romantica".

Compositores eran los de antes
Muchas veces hay temas sobre los que opina la gente, pero siempre es necesario tener una opinión especializada, una palabra autorizada para abordar la actualidad de la composición, es por ello que le consultamos:

Con todos los cambios que se han ido dando en la música y en las composiciones ¿Cuál es el nivel actual de los compositores y sus producciones?
Alli hay una caida tremenda.

No quedan grandes autores, y si los hay estan escondidos o no se han descubierto; los pocos que hay a mi criterio no siguen un Cami­no correcto, por ejemplo los autores saltenos creen quizas que por sus letras eroticas pueden lograr mayor altura pero aun asi creo que no es la forma mas acertada .

En la década del '60 cuando surgieron aquellos grandes poetas como Jaime Dávalos, Ariel Petrocelli, Manuel J. Castilla, José Ríos, Cesar Perdiguero, Fratelli (tucumano), lo que hicieron fue amalgamar la música con la poesía.

De alguna manera bajaron la poesia tan metaforizada a to popular, haciendo obras como La Nochera, La Candelaria y tantas otras que tienen una gran profundidad poetica.

En cambio, estos nuevos autores no son poetas son copleros, tienen ciertas luces para rimar pero no tienen la profundidad del poeta. La otra falla es que todo aquel que toca una guitarra se cree autor y compo­sitor.

Hacen tono y dominante y se consideran capaces de crear temas. Una cosa es saber tocar y otra distinta es ser creativo en el arte de la composición.

¿Cree que todos estos cambios apuntan a lo comercial?

Creo que siempre existió lo comercial. En la época del ´60 el folklore fue el éxito del país porque había más de 20 conjuntos de primer nivel, entonces también estaba lo comercial pero era mejor

La charla con Walter fue extensa, sus relatos estaban siempre impregnados de una riqueza espiritual poco común, quizás por ello nos quedo la fuerte impresión de haber hallado una piedra fundamental para seguir escribiendo la historia de la música de Córdoba.

Por ello es importante rescatar de las costumbres olvidadas el acto de escuchar ha aquellos que han vivido mas que nosotros y que por consiguiente son fuente viva de experiencia, como Walter Galíndez cuando manifiesta que: "cada uno debe poner su espalda para cargar su mochila de responsabilidad, sobre todo de conciencia para que nuestro folklore no se pierda y para que nuestros abuelos revivan en los vientos".

Su labor es admirable, aun sin la posibilidad de caminar el paisaje, sigue emanando de si sus coplas con pasión, lucidez y autentica sensibilidad como astillas dispersa de un tronco con raíces profundas en un autentico significado de la cultura popular.


-En SADAIC tiene mas de 200 te­mas registrados, de los cuales le han grabado mas de 160.
-Sus ultimas creaciones son: La muerte del quebracho, Córdoba en otoño, Padre, Abrazo latinoamericano, Guitarra y plata (reconocimiento a Carlos Di Fulvio) Tristeza en zamba (homenaje a A. Yupanqui), etc.

-Algunos de los interpretes que han grabado sus obras: Pablo Lozano, SonkoCanta, Cintia Mariel, Folkloreando, Los Nocheros, Los del Suquia, Grupo Piuquen, Alicia Castro y Córdoba Nueva.

-Entre quienes pusieron melodía a sus letras están: Cacho Iriarte, Martín Toro, Raúl Montachini, Alberto Sbezzi, Edgar Di Fulvio, Hugo Cuello (Sonkocanta), José Alberto Medina entre otros.


Walter Ramón Galíndez nació en Córdoba el 15 de diciembre de 1936, curso estudios primarios y el secundario en el Montserrat, debió abandonar la carrera de medicina.

El exito. En 1971 su tema Regresa a mi (grabado por los del Suquia ) vendió mas de 800 mil placas simples (2 temas). En esta década su tema mas vendido es Córdoba en otoño.
La virtud. El respeto y el cuidado entrariable con que defiende valores como la familia y la amistad.

Combatir los incendios


Perdón a los que de una u otra manera siguen este blog...perdón por el retraso de compartir poesía cordobesa. A partir de la llegada del otoño y el invierno la provincia de Córdoba-Argentina se convierte en un lugar que recibe poco y nadie de precipitaciones.
Las lluvias desaparecen del cielo cordobés. Comienza la época de Sequia y las consecuencias conocidas por todos no se dejan esperar. Primero la tierra se reseca y los ríos llenos de turistas en verano se van convirtiendo en pequeños Hilos que transportan las últimas esperanzas. Agosto será un mes de mucho vientos que ayudara a que cualquier colilla de cigarrillos, un fogón o asado no apagado a conciencia y lo que es peor las quemas intencionales desaten el fuego mas devorador.
Los paisajes que tan bellos del norte cordobés se llenan de hollín mientras las especies deben abandonar lo que es , por legitimo derecho su hogar gracias a la mano impía del Hombre.
Walter Ramón Galindez, conocedor del paisaje y del sentimiento del paisano de campo escribió esta poesía que fue musicalizada pero nunca grabada por ningún artista. Creo que refleja el silencio del hombre del campo que solo tiene su rancho sus animales y ve que en medio de la destrucción el viento del norte no trae lluvias para enfrentarse al desastre. Seria lindo escucharla cantada por algún artista.

Aquí la letra

MALAYA BARBARIDAD (HUAYNO)


El viento del norte viene llegando
arreando un oscuro polvaredal,
las nubes pasan de largo
MALAYA BARBARIDAD.

Este año la lluvia se ha demorado
ya no es verde el verde algarrobal,
la hacienda muere de Flaca
MALAYA BARBARIDAD.

Estribillo


Alguien tal ves por descuido
dejo un fueguito sin apagar,
si el campo queda sin monte
mi rancho queda sin pan.
El fuego sigue avanzando
el viento norte le ayudara,
por donde pasa ese fuego
ni los postes quedaran.


Solo se ha salvado el rancho
no me queda un animal,
pero yo soy de estos pagos
por aqui me he de quedar

Habra que empezar de nuevo
Diosito me ha de ayudar;
Porque soy del norte Cordobes
no me ire...me quedare
no me ire...me quedare

Malaya o MAl Haya: Expresion de deseo para que ocurra una cosacomo quien dice ojala pero sobre todo manifestacion de disgusto o desagrado.
Fuente: Vocabulario y refranero criollo de Tito Saubidet

martes, 28 de abril de 2009

Un nuevo Video

Cordoba en Otoño nacio hace ya varios años y fue sin duda alguna la cancion por la que mas se reconoce el genio literario de Walter Ramon Galindez y la exquisita composicion musical de Raul yFernando Montachini. Esta Zambas la han cantado entre otros Pablo Lozano, Los Nocheros y muchos mas pero ahora quisiera compartir cion ustedes el Spot Publicitario de la Agencia Cordoba Turismo que eligio esta hermosa cancion para promocionar las bellezas de nuestra ciudad mediterranea.